viernes, 20 de febrero de 2015

Villas y Asentamientos en AMBA Vol II. Crecimiento poblacional vs crecimiento 'villero'


La idea de esta segunda entrega es analizar y comparar el crecimiento de la población general de AMBA y la población 'villera' de la misma región. Debemos aclarar que, como nos seguimos basando en este trabajo para trabajar la trazabilidad 'para atrás' de los datos de las VyA, ya no vamos a trabajar con los territorios de AMBA Ampliado (CABA + los 30 partidos) como el post anterior. Por disponibilidad de datos del mismo trabajo, vamos a realizar esta comparación con el AMBA a secas (CABA + 24 partidos).

Cómo crecemos y cómo crecen las VyA?

Vamos a trabajar los datos demográficos censales (y estimaciones no censales) a partir de 1980; año a partir del cual se disponen, de manera sistemática y seria (con las complejidades del caso), información demográfica de las VyA. La base (y la continuidad) es el trabajo anteriormente citado.




En el cuadro superior que están dispuestos los datos poblacionales de AMBA y de las VyA. Como se puede ver, están divididos en los períodos censales (1980, 1991 y 2001), una estimación casi intercensal (2006) y la incorporación de los datos del último censo (2010), que es la continuidad del dicho trabajo y el aporte de este blog. Los primeros cuatro períodos corresponden a datos trabajados por los autores (Cravino; del Río y Duarte) con modificaciones (total poblacional de CABA y de AMBA 2006) y el 2010 son datos de procesamiento propio a partir de la carga demográfica los radios censales recortados por el relevamiento de Techo.
Al pie de la tabla se especifican (escritas en el trabajo original) las modificaciones geográficas y posteriores divisiones de algunos Partidos. En esos casos (Hurlimghan, Morón, Ituzaingó/ José C. Paz, San Miguel, Malvinas Argentinas/ E. Echeverría, Ezeiza, Gral. San Martín) las proporciones, promedios y acumulados, fueron calculados a partir del año 2001.




Como primera tendencia, en el gráfico de doble eje, con la sumatoria de la población en absolutos en cada período censal e intercensal, el crecimiento de la población total de AMBA parece más amesetado que el crecimiento de la población de las VyA en la misma región. Ésta última tendencia (en rojo) presenta saltos más pronunciados, evidenciando un crecimiento más acelerado de esta subpoblación respecto a la total.





Si analizamos los mismos datos en porcentajes acumulados de crecimiento (de manera relativa), la diferencia de comportamiento de las series es notable. Mientras en 30 años la población crece, de manera acumulada, en un tercio, la población 'villera' alcanza casi el 200%. Comparativamente, el crecimiento acumulado es 6 veces mayor en la población de VyA que en la población general de AMBA.




Y es que la población 'villera' dentro de AMBA casi se ha cuadruplicado en el período bajo estudio (81 - 10) en su representación en la población total. Lo que representaba algo más del 3% de la población en 1981, pasa a superar la décima parte de la población en 2010. Como vimos en el post anterior, este valor llega a superar 13% si trabajamos el AMBA Ampliado (CABA + 30 Partidos).




Dadas las complejidades de estas subpoblaciones en su conformación como dato (ya expuestos por los autores en las citas de la primer tabla, como en lo explicado en el post anterior), en la robustez de los mismos, los relevamientos, etc, para trabajar comparativamente por jurisdicción, hemos optado por las proporciones promedio del período 81 - 10.
Comparamos las 25 jurisdicciones de AMBA en lo referente al crecimiento promedio acumulado de su población y su subpoblación 'villera'En este gráfico los datos están dispuestos de manera decreciente por proporción acumulada de ésta última (línea roja).
Se aprecian los saltos en los promedios acumulados en cada población. Mientras los picos del crecimiento demográfico total están alrededor del 20 - 25% (F. Varela y Moreno), los puntos más altos en crecimiento poblacional en las VyA van del 200 al 250% (Merlo, E. Echeverrpia y Malvinas Argentinas). El contraste del crecimiento de ambas poblaciones, al sumarizarlo por jurisdicción es impactante.




El gráfico de burbujas nos permite una mirada bidimensional con el agregado del tamaño absoluto de cada población 'villera' en cada Partido. Los partidos que, en dicho período bajo análisis, duplicaron y hasta triplicaron su población residente en VyA son Merlo, E. Echeverria; Malvinas Argentinas, A. Brown, F. Varela, Moreno, Ituzaingó, José C. paz y Hurlingham. De éstos, F. Varela y Moreno son los que más han crecido demográficamente (alrededor del 25% en el período); luego Merlo, A. Brown con 15% y los restantes de este grupo con 10% o menos.
La Matanza (partido con mayor población total y en VyA) duplicó su población 'villera' en incrementó en un 20% a la total. Y forma parte de un segundo grupo de Partidos (que son los que más población absoluta tienen, junto con CABA y Quilmes) que incrementaron su población en VyA entre un 50 y 100% a lo largo del período. La diferencia radica en su incremento dispar de la población total, oscilando entre un 20% y valores nulos y negativos, como Vicente López, Lanús, San Isidro, Avellaneda y CABA
Justamente, un tercer grupo, éste de los valores mínimos de crecimiento demográfico, junto con Lomas, San Fernando y Berazategui, son en los que menos se han incrementando en promedio la población en VyA (lo que no quiere decir que no tengan VyA de gran dimensión, como en el caso de Lomas de Zamora o San Martín).




Para trazar un patrón general regional en AMBA, en la nube de dispersión se aprecia claramente que los Partidos donde la población en VyA se dispara son, en su gran mayoría, a los del 2° cordón de GBA. Si nos posicionamos sobre el promedio total del AMBA (y GBA, separados en el trabajo original antes citado), es decir, alrededor de 50% de crecimiento promedio de la población en VyA para toda la serie, la gran mayoría de los Partidos que superan (en menor o mayor medida, hasta triplicarlo), son los del 2° cordón.
Una diferencia es que, observando el promedio de crecimiento de la población total (7%) para la región, solo los Partidos del 2° cordón (y todos menos uno solo) superan ese valor. Entonces, en el 2° cordón es la zona donde tenemos los crecimientos concomitantes de estas poblaciones, la total y la 'villera'.

No es la intención esquematizar los datos; más bien es dinamizar los procesos de conformación de los movimientos demográficos generales y sectoriales, intentando analizar sus atributos. Somos conscientes de nuestras limitaciones y de las limitaciones estructurales de este tipo de datos (inconsistencias, subregistro, datos faltantes, baches en la serie, etc). Si bien no podemos explicar íntegramente estos fenómenos tan complejos, estos datos nos dan algunas pautas para ensayar hipótesis sobre sus conformación histórica.

Qué factores inciden en el crecimiento de las poblaciones en las VyA de manera sostenida, espasmódica y a una velocidad y dimensión hasta, en algunas jurisdicciones, 10 veces mayor que el promedio total? 
Lo único que podemos sentenciar y concluir de menara inequívoca es que el crecimiento demográfico 'villero' es inmensamente más dinámico que el general. Por lo demás, es imposible contestar estos interrogantes analizando un solo factor. 
Además, AMBA tiene, dentro de sus ya conocidas zonificaciones según atributos comunes territoriales, realidades muy diferentes. De todos modos, el crecimiento sostenido (y acelerado) de las VyA es un fenómeno histórico en AMBA que tiene que ver con la centralidad demográfica y productiva del país, las posibilidades de inserción y asimilación de esta población migrante en la zona, la concentración de la propiedad inmobiliaria, la posterior privación al acceso, las estrategias gubernamentales de fomento de asentamientos irregulares como 'solución' al problema habitacional y, siempre presente, la pobreza con sus niveles y matices. De todos estos procesos históricos se materializa la explosión demográfica 'villera'.


miércoles, 14 de enero de 2015

Villas y Asentamientos en AMBA (Ampliado) Vol I. Cuántos y Dónde.

Pocos fenómenos sociales evidencian, sintetizan y simbolizan los factores intervinientes y constituyentes de la pobreza estructural como las Villas y los Asentamientos.

Las Villas y Asentamientos pueden definirse en una primera instancia como aglomerados habitacionales o residenciales con distintos niveles de irregularidad. No son un fenómeno de desarrollo uniforme, ni en su concepción y devenir histórica ni en sus atributos materiales. Las Villas y Asentamientos (VyA en adelante) forman parte (parte fundamental) del desarrollo y crecimiento urbano en sociedades periféricas y en desarrollo.

En Argentina la genealogía de este tipo espacios habitacionales comienza en las décadas del 30' y 40', fruto de los movimientos migratorios internos del interior del país (básicamente colectivos rurales) hacia las grandes urbes, todas concentradas (en principio) en lo que hoy conocemos como AMBA. Si bien este proceso de conformación de VyA tuvo continuidad sostenidaexisten períodos, como las crisis económicas y las dos últimas dictaduras, donde este tipo de modalidad de conformación habitacional urbana se aceleró
Entonces, las VyA es uno de los tantos síntomas de la conjugación de factores, dentro de un entramado social urbano, de crisis económica y social, de pauperización de la calidad de vida y, como consecuencia y principalmente, la privación de acceso a la tierra y vivienda.

Según este gran trabajo sobre el crecimiento de las VyA en el área metropolitana, existen diferencias conceptuales y empíricas entre una Villa y un Asentamiento. Las diferencias parecen apuntar a distintos momentos de este fenómeno habitacional urbano periférico.

Los autores remarcan que la principal característica de una Villa es que son ocupaciones irregulares de tierra urbana vacante. Es decir, son territorios habitados no preparados ni organizados para tal fin. Existe una ausencia total de trazado urbano (simetría de calles, amanzanamiento, estructura catastral, etc). La disposición de las viviendas es anárquica, la densidad de población es elevada y las viviendas presentan una precarización material extrema. Los servicios básicos están ausentes y en su mayoría su ubicación es cercana a zonas productivas y comerciales urbanas.

Los Asentamientos están situados en zonas donde existen, generalmente, un trazado organizado en términos catastrales; son terrenos loteados en forma radial como cualquier barrio. A diferencia de las Villas, para los residentes no es un lugar de estancia pasajera si no que es asumido como un lugar de residencia estable. Justamente, la organización de sus residentes estables genera gestiones con el Estado (casi siempre municipal) para la obtención progresiva de los servicios básicos y la normalización y legalización de la tenencia de la tierra.
Podríamos decir que los Asentamientos es el estadio superior a la Villa y el intermedio hacia lo que se conoce como 'Barrio', a secas.


Villas y Asentamientos en AMBA (Ampliado), hoy

Otra característica de las VyA (y lo que hace problemático y complejo su estudio, estimación y cuantificación) es que para el Estado son entes inmateriales. Son un tema tabú, dado que no existen datos oficiales ni mención alguna como territorio clasificables y reconocibles por parte de la estadística estatal. Seguramente esta situación tiene que ver con que la existencia de una villa es la negación misma del Estado.

Gracias al trabajo anteriormente citado podemos tener datos sobre la magnitud y el crecimiento de las VyA en los últimos 30 años (hasta 2006). También contamos con el relevamiento en la zona metropolitana realizado por Techo, que nos provee de las geometrías de los polígonos de las VyA en la zona metropolitana. Gracias a estos trabajos y aportes (un grupo de investigadores de una Universidad y una ONG) pudimos configurar este trabajo actualizado sobre las VyA de AMBA (Ampliado).

La idea de estos sucesivos post sobre las VyA, es vincularlas a los datos censales del último censo. Ésto nos va a permitir tener datos actualizados (o lo más robustos, fiables y actualizados posibles) sobre sus características y los atributos derivados de los indicadores disponibles. En esta primera entrega nos centraremos en las cargas demográficas y magnitudes de las VyA en sus jurisdicciones.

Vamos a trabajar sobre el territorio que denominados AMBA Ampliado (aprovechando el relevamiento territorial de Techo que trasciende AMBA), es decir AMBA (CABA + GBA) más los partidos de La Plata, Berisso, Ensenada, San Vicente, Presidente Perón, Marcos Paz, Gral. Rodriguez, Pilar y Escobar
En AMBA Ampliado residen, a 2010, más de 14 millones de personas (más de un tercio de la población nacional).





El mapa en GMaps simboliza el relevamiento de Techo (finalizado en el año 2013) que arroja 842 VyA en AMBA Ampliado. A partir de vincularlos con los datos del CNPyV2010, en esas VyA vienen casi 1.8 millones de personas y hay algo más de 470.000 hogares. La carga demográfica de las VyA viene dada por la información de los radios censales. Según estos datos el 13% de la población de AMBA Ampliado es 'villera'

De este relevamiento también tenemos que 2/3 partes son clasificados como Asentamientos, alrededor de un 25% restantes son Villas y un 5% es catalogado como 'Barrio informal'. 


Tenemos como base (a año 2010) que un 13% de población vive en VyA. Cómo es su distribución?






En este especie de archipiélago se puede apreciar que las VyA son espacios que están presentes, en mayor o menor medida o densidad, en la inmensa mayoría de los partidos y Comunas. Solo en las Comunas de centro - norte de CABA (3, 5, 6, 10, 11, 12 y 13) no hay presencia de VyA. Incluso en la 2 y 14 solo hay 2, siendo la zona sur donde se concentran la mayoría dentro de esa jurisdicción. Ésto no es extraño si recordamos y asociamos las características de estas zonas en los anteriores mapas tanto de pobreza como de NSE.






En términos absolutos, y como es natural, la 'población villera' es mayor en los Partidos con más carga demográfica. Tal es el caso de La Matanza donde hay más de 215 mil personas que viven en VyA o en La Plata o Quilmes con 150 mil cada uno.
Pero cuando analizamos la perspectiva relativa, en La Matanza (Partido con más población en VyA) esta subpoblación supone algo más de un décimo de su población (12.2%), en cambio en La Plata, es algo mas que un quinto (22.9%). 
Mientras 1 de cada 10 matanceros vive en VyA, la relación cambia a casi 1 de cada 5 platenses en la misma situación.





La Tabla superior contrasta valores absolutos y relativos de varios indicadores. Están dispuestos todos los Partidos y Comunas con, al menos, una villa o asentamiento (al total de VyA -839- le faltan 3 casos que no pudieron ser solapados a su radio censal correspondiente). 
En resumen, 13 millones de personas viven en los 41 P/C seleccionados por tener VyA. De éstos, 13.6% reside en VyA. (Es un número idéntico al de AMBA, dado que solo unas pocas Comunas de CABA no poseen este tipo de trazados en su interior). 

La cantidad de VyA por P/C varía notablemente. Por ejemplo, si tomamos 2 partidos con población similar, como La Plata y Lomas de Zamora; en éste último hay 25 VyA mientras que en la capital de provincia hay 134. Entre estos casos están todos los matices.
Otro tanto ocurre con el promedio de población de cada VyA en por jurisdicción. Mientras en La Matanza el promedio es de 2500 habitantes por VyA, en la Comuna 7 es de 12 mil






Lo más interesante, en principio, es analizar los datos poblacionales de manera relativa a la población de VyA. Es decir, cuánta gente de una jurisdicción, más allá de su cantidad, es población de asentamiento.
Los gráficos de burbujas simbolizan la columna '% Población en VyA' de la tabla que está más arriba (el de de la parte superior tiene todos los P/C y en el gráfioco inferior están sin los valores extremos -La Matanza, La Plata y Quilmes-, así se pueden apreciar de mejor manera los restantes).


La Matanza, La Plata y Quilmes tienen un comportamiento diferente al resto de P/C porque su población en VyA es hasta 3 veces mayor al promedio de la región. Cuando lo analizamos en forma relativa, Quilmes y La Plata se parecen más entre sí por tener entre un quito y un cuarto de su población residente en VyA. Como dijimos, en La Matanza es algo más de un décimo, en este sentido diferenciándose de los dos partidos anteriores.




Tomando como base el 13% total de población 'villera' para AMBA Ampliado, 20 de 41 P/C superan esta proporción. 
Sacando esos casos extremos ya mencionados, el Partido de Presidente Perón es que más población 'villera' posee. Según la información demográfica de los radios censales de los polígonos relevados, un 60% de la población de este partido reside en VyA
En este sentido, la jurisdicción que le sigue es la Comuna 8 en CABA, con 35%. Quilmes y La Plata, Berisso, Gral. Rodriguez, Ezeiza y Ensenada son partidos que oscilan entre 25-20% de su población viviendo en VyA





En este último mapa se puede apreciar claramente los gradientes de proporción de la población relativa de las VyA en cada Partido que venimos detallando. Salvo las Comunas de zona sur de CABA (tampoco nos extraña) las concentraciones de población en estos trazados se dan principalmente en los partidos del 2° Cordón y en los extremos sur y norte de los Partidos del 'Ampliado' (Gral. Rodriguez, Pilar, Escobar, etc). Tampoco es contra-intuitivo con los datos que venimos analizando a lo largo de estos trabajos sobre sus características socio-económicas.


En esta primera entrega intentamos abordar el tema de las VyA en cuanto a su ubicación y dimensión. 
Para finalizar, es necesario tener en cuenta que ningún relevamiento es exhaustivo. Probablemente existan omisiones, tal vez algunas significativas, sobre VyA en algunas zonas. Recordemos que no existen estos datos sistematizados en ninguna dependencia oficial. Así y todo, estos datos son confiables y serios y merecen ser tomados en cuenta como punto de partida para una sistematización por parte del Estado.